viernes, 17 de noviembre de 2017

¿Doctorando o Doctorante?

Cuando una persona se encuentra dentro de un programa de Doctorado, surge una duda: ¿cómo llamarse a sí mismo? A ese nivel encontramos denominaciones que producen duda en el estudiante doctoral, ya que se escucha alternativamente “doctorando” y “doctorante”, pero ¿cuál es la denominación correcta?

El Diccionario de la Lengua Española indica que: “doctorando, da.” es una persona que está próxima a recibir la borla y grado de doctor.

Cabe recordar que el citado diccionario se edita por la Real Academia Española, pero se integra por las aportaciones de especialistas de todo el mundo, ya que las academias americanas (incluida la Academia Mexicana de la Lengua) participan en el proceso de actualización.

Una norma jurídica que se refiere específicamente al término “doctorando”, es el “Real Decreto 99/2011, de 28 de enero, por el que se regulan las enseñanzas oficiales de doctorado” (del Reino de España), el cual en su artículo segundo, establece que: “Tiene la consideración de doctorando quien, previa acreditación de los requisitos establecidos en el presente real decreto, ha sido admitido a un programa de doctorado y se ha matriculado en el mismo.”

Ahora, en la normatividad mexicana no encontramos referencia específica a como denominar a la persona que se encuentra dentro de un programa de Doctorado, por lo que no podemos hacer cita de un precepto semejante en ese punto, aunque en cuanto al contenido general del Real Decreto si encontramos una disposición semejante que es el “Acuerdo número 279 por el que se establecen los trámites y procedimientos relacionados con el reconocimiento de validez oficial de estudios del tipo superior”.

Por otra parte, encontramos que “doctorant” es usado en el idioma francés, como sinónimo de “doctorando”, en los mismos términos que el decreto español, ya que no sólo se trata de quien ya está próximo a obtener el grado académico, sino que se considera así a la persona que se encuentra en un programa de Doctorado, ya sea escolarizado, por investigación o mixto.4

En conclusión, la denominación correcta -en español- para un estudiante doctoral es “doctoranda” o “doctorando”, pero coloquialmente -tal vez por influencia del francés y sólo por citar un ejemplo- también se le denomina “doctorante” a la persona que se encuentra dentro del programa respectivo.

Dr. Haim Castro


Fuente: http://www.justiciamexicana.org/index.php/articulos-y-ensayos/88-doctorando-o-doctorante

lunes, 30 de octubre de 2017

De las fortalezas de la mujer y el amor



Creo que cada hombre como cada mujer responde por sí mismos, no por todo su género, de ahí que no justifico frases como "todos los hombres son iguales" o "todas las mujeres son difíciles de entender".

Independientemente de los sentimientos que se profesen en los inicios de una relación (cuando todo es miel sobre hojuelas) muy probablemente alguno fallará pues el amor no esta basado en sentimientos sino en decisiones. La misma biblia lo dice, no existe nada mas engañoso que el corazón humano. 

Jeremías 17:9: “Engañoso es el corazón más que todas las cosas y perverso” 

Considero que el amor esta basado en decisiones, de querer apropiarse de los problemas de la pareja y encararlos como propios, en el deseo mutuo de bienestar, en el cuidado bilateral de ambos, de ahí que viene la frase "en la salud y en la enfermedad, en las buenas y en las malas" sin embargo estos votos que se realizan al momento de casarse, generalmente se dicen para las buenas.

Siempre he pensado que la edad no va siempre de la mano de la madurez, hay personas con suficiente edad "madura" que se comporta como si no supiera lo que quisiera (yo mismo he pasado por esa etapa), pensamos que la vida es juego y entre todo eso, jugamos con las personas que nos entregan su corazón limpio de maldad y lo regresamos hecho polvo.

Cada mujer es autosuficiente para salir adelante, particularmente admiro a la mujer pues de forma generalizada se le considera el sexo débil, pero yo difiero mucho de ello, ya que veo en la mujer bastantes cualidades para creer firmemente que de débil no tiene nada, son valientes, abnegadas, incansables, que demuestran ver la luz cuando todo parece estar en tinieblas.

Para todas mis amigas, compañeras, primas, hermanas, tías, mamá y mi novia que cada una de ellas le considero una mujer fuerte, cuyo estandarte es su sonrisa, no oculten esa bella sonrisa, el mundo merece poder verla.

Arriba ese ánimo. 

viernes, 13 de octubre de 2017

Estructura del Sistema Educativo Mexicano desde una Perspectiva Sociológica

INTRODUCCIÓN
“Quien tiene la oportunidad de aprender es privilegiado, pero quien tiene la oportunidad de educar consigue lo extraordinario, transmitir lo que se aprende, dándole el toque personal, la firma, la esencia de uno mismo, aportar nuestra filosofía de la enseñanza” (González, 2014, p.1).
En México la educación ha sido hasta la actualidad el pilar que impulsa el desarrollo moderno y da vida a la desigualdad de clases sociales; por otro lado es también el motor que empuja y mueve al país hacia el desarrollo productivo, económico, social y cultural. En nuestros días, la educción ha sido producto de políticas de Estado que se encargan de formar el tipo de estudiantes que la sociedad demanda, capacitados para abordar retos, problemáticas y paradigmas.
“El Sistema Educativo Mexicano es el conjunto de normas, instituciones, recursos y tecnologías destinadas a ofrecer servicios educativos y culturales a la población mexicana de acuerdo con los principios ideológicos que sustentan al estado mexicano” (Romero, 2008, p. 5), dichos principios se encuentran expresados en el artículo tercero constitucional.
La Ley General de Educación establece tres tipos de educación: básica, media superior y superior, cada uno con sus respectivos niveles, el presente ensayo se enfocará particularmente en la educación media que comprende el bachillerato y la educación profesional técnica, para ello serán abordados desde una perspectiva filosófica y sociológica, retomando los pensamientos y aportes a la educación que en su momento hicieron personajes como Latapí Sarre, Durkheim, Spencer, Althusser y Gramsci.
Se observará la problemática educativa en un sentido social, político y económico en el contexto de la educación mexicana. Lo que nos hace pensar en la pregunta, ¿Las políticas públicas coadyuvan a resarcir los retos educativos? O solo son planes de paso que aminoran con poco éxito los problemas cada sexenio, planes que quedan en el olvido, o se ven descontinuados para que surjan otros.



DE LA ESTRUCTURA DEL SISTEMA EDUCATIVO MEXICANO
Como ya se mencionó, el Sistema Educativo Mexicano (SEM), de acuerdo a la Ley General de Educación, está conformado por tres tipos a saber: básica, media superior y superior.
La educación básica contempla tres niveles: preescolar, primaria y secundaria. Preescolar o también llamado kínder en sus tres grados atiende a niños y niñas entre tres y cinco años. El nivel de primaria cuenta con seis grados, donde se incorporan niños de seis a doce años, este nivel se acredita mediante un certificado oficial, el cual constituye un requisito indispensable para el acceso a la secundaria. La educación secundaria se imparte en tres grados, esta da cobertura a jóvenes de 13 a 15 años, se acredita de igual forma con un certificado oficial, el cual es requisito imprescindible para ingresar a la educación media superior. De acuerdo a la Constitución en su artículo 3° y con la Ley General de Educación en su artículo 4° los tres niveles son obligatorios.
La educación media superior está conformada por el nivel bachillerato y la educación profesional técnica. El nivel bachillerato cuenta con 6 grados (semestres) la obtención del certificado es obligatorio para ingresar a la educación de tipo superior. La educación profesional técnica existen programas de dos hasta cinco años, aunque la mayoría son de tres, dentro de la cual se orienta a la formación para el trabajo técnico y casi todos los programas son de carácter terminal
La educación superior está integrada por tres niveles: técnico superior, licenciatura y posgrado. El técnico superior permite la formación de profesionales capacitados para el trabajo en un área específica. Los programas son de dos años y no alcanzan el nivel de licenciatura, esta última se imparte en instituciones universitaria, tecnológicas y de formación de maestros. El posgrado incluye los estudios de especialidad, maestría y doctorado, está orientado a la formación de investigadores y profesionistas con un alto grado de especialización, se acredita con el título de especialidad maestría o doctorado.
El SEM incluye además otras modalidades como la educación especial que atiende a personas con discapacidades o aptitudes sobresalientes; la educación para adultos, orientada a personas de 15 años o más que no han cursado o concluido la educación básica. El SEM también se divide en modalidades, escolarizada y no escolarizada.
DE LOS PROYECTOS DE POLÍTICA EDUCATIVA MEXICANA
De acuerdo a Latapi (1998), en su libro Un Siglo de Educación en México, indica que las políticas educativas han pasado por diversos proyectos desde la creación de la SEP, Partiendo del Proyecto Vasconcelista. El 25 de septiembre de 1921 se estableció la Secretaría de Educación Pública teniendo como primer Secretario a José Vasconcelos quien advierte que es necesario construir el sistema educativo mexicano si no queremos que sea letra muerta el Artículo Tercero Constitucional.  De los años 1921 hasta  1934 Vasconcelos inicia la sobresaliente lucha contra el analfabetismo, se establece la escuela rural y se crean más  bibliotecas, se editan libros y se impulsan las bellas artes.
Más adelante el Proyecto Socialista le apostaba a atender la necesidad de educar a un pueblo que carecía de cultura. Empezando con la alfabetización en el proletariado; brindándoles mayores servicios a los hijos de trabajadores y campesinos, retomó la promoción de sentimientos socialistas como la fraternidad, el patriotismo, el amor, el optimismo y la igualdad. Mismos que se hicieron presente tanto en la sociedad como en la educación. Los obreros, campesinos e indígenas fueron tomados en cuenta para formular un nuevo sistema educativo.
Las propuestas fueron prometedoras pero la realidad social era otra; ya que no todos en el país se encontraban conformes con la propuesta educativa de Cárdenas, los primeros opositores fueron los mismos a los que se enfrentó Vasconcelos y Calles en su momento. La iglesia católica mexicana no toleraría otra doctrina que la desplazara de una herramienta tan sofisticada como lo es la educación, Ya sea por medio de la persuasión de los padres de familia, intelectuales o círculos de derecha, el clero no perdería su prestigio ante nada. Se despertó el entusiasmo de los grupos magisteriales más radicales y en muchas regiones una fuerte oposición incluso violenta de los sectores más tradicionales.


Surge en 1946 el Proyecto de Unidad Nacional donde uno de los puntos relevantes que competen a la materia educativa es el énfasis en la educación urbana para apoyar el progreso de la industrialización. Jaime Torres Bodet quien fue el encargado de elaborar un nuevo texto para el artículo 3° constitucional del cual elimina el termino socialista e incorpora principios de educación humanista, integral, laica, nacional y democrática.
Con este proyecto se logró repartir desayunos escolares por todo la republica con apoyo de instituciones de apoyo a la infancia y voluntariado nacional, logró editar y distribuir libros de texto gratuito a nivel primario, implemento la educación preescolar, promovió la formación y titulación del magisterio en servicio entre otras cosas.
El Proyecto Técnico se produce durante el periodo cardenista, su símbolo es la creación del Instituto Politécnico Nacional (IPN) en el año de 1936. El técnico tiene como característica principal vincular la educación con la producción y el empleo. El país tenía como prioridad su industrialización, por lo tanto nació la necesidad de formar técnicos y profesionales competentes, la industria petrolera fue el principal campo de trabajo para las primeras generaciones de egresados de IPN.
De estos proyectos, aún no solo se conserva una huella en la historia de la educación en México, sino que también en algunos casos aún continúan vigentes ciertos aspectos de sus elementos, en otros casos, esos cambios fueron apagados por el desarrollo de proyectos posteriores.
El nivel medio superior que comprende al bachillerato y a la educación técnica profesional, una vez concluido este nivel, el alumno puede desarrollar actividades laborales pues además de encontrarse en edad legal para ser sujeto de derechos y obligaciones, también contará con conocimientos que le permitirán realizar trabajos medianamente aceptables. Por otra parte el conocimiento nunca es suficiente ni se estanca, requiere de constante actualización y aprehensión, los retos desde un enfoque social y económico aún se encuentran latentes, la marginación, la desigualdad social, la calidad en los centros escolares, la deserción escolar entre otros, son algunos de los problemas que enfrenta el SEM.  


DE LO MAS RELEVANTE EN MATERIA EDUCATIVA DESDE DÍAZ ORDAZ
Durante el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, el Secretario de Educación Pública, Agustín Yáñez no le da seguimiento al Plan de Once Años, programa del gobierno de Adolfo López Mateos y propuso otra reforma educativa, sin embargo no hubo muchos avances.
Ya a finales de su sexenio se anunció poner en marcha las acciones de la alfabetización a través de la televisión en el año 1965 mediante las Telesecundarias, Incorporación de materias humanísticas en la educación técnica, se creó la Escuela Nacional de Maestros de Capacitación para el Trabajo Industrial, esto para formar profesores de actividades tecnológicos para la escuela secundaria.
Tal vez  lo que marco este sexenio en materia educativa a opinión de quien esto escribe fue la creación de las telesecundarias y un importante aumento al subsidio a las universidades así como  el uso del procedimiento didáctico. Aprender haciendo en 1968.
Con Luis Echeverría como presidente se publica la nueva Ley Federal de Educación, además de la creación del importante organismo Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología en 1976 así como la Ley Nacional de Educación para Adultos en 1976, el Consejo Nacional de Fomento Educativo CONAFE, en este sexenio se impulsó la enseñanza abierta, se creó el Sistema de Primaria Intensiva para Adultos.
Echeverría aumento el presupuesto de las universidades públicas, creó el Colegio de Bachilleres, la Universidad Autónoma Metropolitana, la Escuela de Chapingo y los CCH, además de propiciar una considerable expansión y diversificación de los servicios educativos, la multiplicación  de las instituciones en todo el país y su crecimiento interno, la reforma a los planes y programas de primaria y secundaria
En el sexenio de José López Portillo y Pacheco se crea el Programa Educación para Todos en 1978, esto con el objeto de lograr la cobertura de la educación básica incluyendo a los adultos a las zonas más marginadas, apoyándose también en los programas de alfabetización y en el de educación a grupos marginados y el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos.

La crisis económica de 1982 mientras estaba al frente del gobierno federal Miguel de la Madrid, orilló a reducir el recurso destinado al sector educativo, sin embargo se crearon los consejos estatales de educación y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación mejor conocido como SNTE. Se consigue la descentralización cuyo objetivo fue transferir los servicios educativos del gobierno federal a los gobiernos estatales, esto sin duda debido a la creciente población y es que una sola secretaria ya no podía atender las demandas de tantos estudiantes, profesores y escuelas en general.
En tiempos de la famosa Solidaridad del presidente Salinas de Gortari se llevaron a cabo acciones que permitieron la oportuna planificación de la educación superior, se realizaron declaraciones y aportaciones de la Asociación Nacional de Universidades ye Institutos de Educación Superior (ANUIES) para la modernización de la educación superior, como se menciona el elemento fundamental es el de la modernización, se crea el Plan Nacional de Desarrollo, lo que pretendía era la mejora de la calidad del sistema educativo en congruencia por supuesto con los propósitos del desarrollo nacional, la elevación de la escolaridad de la población, fomentando la participación social en el quehacer educativo. Se intentó mejorar la calidad académica mediante la otorgación de becas por medios de concesiones del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT). Tanto  la ANUIES como el gobierno hicieron coincidir sus planes educativos, generando el consenso en torno a la educación superior.
Para 1994, la Constitución ya ha sido modificada por los gobiernos de Miguel De la Madrid y principalmente por el de Carlos Salinas de Gortari.
Hasta el momento de esos años el cambio más sobresaliente en materia educativa fue la introducción de la obligatoriedad de la preparación preescolar, primaria y ahora secundaria, la cual pasa a ser parte de la educación básica, antes llamada media básica, se sigue manteniendo  el derecho del Estado por impartir educación a todos los niveles, agregándose que también los particulares podrán impartir educación en todos sus tipos y modalidades.
Para 1993 y luego de una controversial llegada a Los Pinos de Ernesto Zedillo, éste es el tercero en impulsar la educación, en la que se veía a la escuela como factor de desarrollo, de integración al progreso tanto a nivel nacional como internacional, en su gobierno se le da continuidad a la imperiosa importancia por la calidad, la participación ciudadana y la equidad educativa, con esta última se hace alusión a las desigualdades de las que eran presos los diversos grupos y sectores marginados, en la educación secundaria, se empeñó en dotar de libros y materiales complementarios a los profesores, así como de libros a los estudiantes, pero sólo en calidad de préstamo.
La educación especial fue objeto de cambios, por lo que en 1995 se realizó el primer Registro Nacional de Menores con algún signo de discapacidad y se impulsó la política de integración educativa, para esto se dio el programa de Fortalecimiento a la Educación Normal, distribuyendo recursos y apoyos a estas instituciones.
En el año 2000 un nuevo presidente llega a la silla presidencial, de extracción panista luego de décadas y más décadas del gobierno del PRI, Vicente Fox, durante su mandato tuvo como objetivo promover la conciencia y el juicio crítico independiente acerca de los problemas educativos vividos en el país, mediante un enfoque educativo en donde se pretende cubrir una educación equitativa y con buena calidad, pertinente porque responderá a las necesidades de las personas y a los requerimientos del desarrollo nacional , incluyente porque atenderá la diversidad culturar regional, étnica y lingüística del país, integralmente formativa porque combina propósitos científicos y técnicos, con la concepción de humanismo para nuestro tiempo se crean el programa que mejora la seguridad en las Mochila Segura.
Para dar continuidad al mandato de Fox, Calderón Hinojosa presidente de 2000 a 2006 se propuso que México tuviera escuelas de calidad y que sus estudiantes pudieran competir en un mundo globalizado, para después convertirnos en una sociedad del conocimiento, como presidente promovió la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE) que firmó con el SNTE. Su intención era buena y esta era asegurar que la organización magisterial no se opusiera a sus reformas. Seguramente el sello más distintivo de este sexenio en materia educativa fue querer reformar el Sistema Educativo Mexicano a través de programas de evaluación de alumnos, docentes y centros educativos, la idea central de su gobierno consistió en asociar los resultados de las evaluaciones a consecuencias duras de los evaluados, tales como la exhibición pública de los resultados de las escuelas y el uso de recompensas monetarias por las calificaciones obtenidas.
Se hace un uso intensivo de la Evaluación Nacional del Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE), tanto en la educación básica como en la media superior, las reformas a los programas de estímulo de la carrera docente, sin embargo, un pecado que cometió Calderón fue el de la soberbia, que lo llevó a despreciar e ignorar al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, la SEP creyó que podía ser juez y parte, que podría proceder y, al mismo tiempo, lograr que sus evaluaciones tuvieran la aceptación de maestros, así como de la confianza de los padres de familia y los medios de comunicación.
En Opinión del Observatorio Ciudadano de la Educación OCE, la administración de Calderón no se distinguió por su impulso a la educación y su retroceso mayor fue la alianza que el gobierno celebro con el SNTE, esto debido a que tuvo que ceder la subsecretaria de educación básica al yerno de la presidente vitalicia del SNTE, Elba Esther Gordillo.
Surge el sexenio de Peña Nieto a partir de 2012, con la esperada Reforma Educativa adiciona diversas disposiciones a la Constitución, contempla elementos que podrían marcar un antes y un después principalmente en cuanto a educación se refiere, primero se pretende crear el Sistema de Servicio Profesional Docente, el cual permite los concursos de ingresos para los docentes y la promoción a cargos con funciones de dirección y de supervisión en la educación básica y media superior, con dicha creación se establecen los términos para el ingreso, la promoción o el sistema de reconocimientos de cada maestro, como se sabe este esquema es hoy es manejado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación mismo que determina plazas, salarios, cargos, etcétera, el INEE tendrá atribuciones para evaluar el desempeño y resultados del Sistema Educativo Nacional, para esto la reforma busca dotarlo de autonomía constitucional y con ello otorgarle facultades para diseñar y realizar los cambios necesarios que vaya requiriendo el sistema educativo. Además de establecer la Ley del Servicio Profesional Docente que “es reglamentaria de la fracción III del artículo 3o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, rige el Servicio Profesional Docente y establece los criterios, los términos y condiciones para el Ingreso, la Promoción, el Reconocimiento y la Permanencia en el Servicio” (Ley del Servicio Profesional Docente, 2013, p.1).
Se crea el Sistema de Información y Gestión Educativa, este tiene como propósito realizar un censo de escuelas, profesores y alumnos, con el fin de corroborar datos, porque es increíble que parezca no se sabe con exactitud cuántas escuelas, alumnos o maestros hay en el sistema educativo mexicano.
Durante los gobiernos de Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo y Vicente Fox, se ha difundido la idea de que «una educación privada es preferible a una pública». Fox plantea desde el inicio de su administración, un cambio sin precedentes en el uso de las tecnologías de información aplicadas a la educación, esto refiere al programa enciclopedia, sin embargo, en la actualidad este proyecto innovador se ha visto olvidado debido al rechazo al cambio y la apatía por parte de la mayoría de los docentes. Con Peña Nieto se genera una controversia con la famosa Reforma Educativa, maestros a favor y algunos muchos otros en oposición, más adelante se comentará al respecto.

DE LAS FUERZAS IMPULSORAS DE LA POLÍTICA EDUCATIVA
Ante las realidad y tendencias existentes en el país, concretamente en lo relacionado al sistema educativo formal en sus niveles básico, medio superior y superior, tal vez sea posible perfilar anticipadamente las orientaciones fundamentales de las políticas educativas que consoliden un sistema educativo con estructura y características que otorgue gradualmente mayores oportunidades de acceso y calidad, para esto es necesario hacer un análisis histórico que permitiera reconocer las características de los diversos proyectos, los conflictos y las diversas fuerzas que desde el nacimiento de la SEP en 1921 han estado presentes en el sistema educativo mexicano, elementos esenciales que le integran y que a su vez le definen; fue ineludible, elaborar un diagnóstico de la estructura, la organización yes) y las características de la oferta de cada uno de los niveles, los resultados fueron revisados y presentados mediante indicadores tales como deserción, eficiencia terminal, reprobación, egresados, tasa de terminación, analfabetismo y promedio de escolaridad;  además hubo que identificar las características y concreciones de la política educativa al cierre de fin de siglo.
Los conflictos entre demandas populares vs. intereses de poder consistían en que los intereses políticos limitan la capacidad del gobierno a responder a las demandas de la población que se resumían en expectativas de una vida mejor, una movilidad social y el crecimiento de una mejor cultura, de forma egoísta la política se preocupa por su propia estabilidad y continuidad, hace uso de los servicios educativos para obtener el apoyo que requiere.
Otro aspecto a debatir es el de las exigencias sindicales del magisterio vs. los propósitos gubernamentales, desde hace más de siete décadas el SNTE se ha identificado por proteger a sus agremiados contra el abuso del gobierno, garantizándoles un salario digno, desde entonces este organismo ha controlado la profesión docente tanto en sus intereses laborales como en los profesionales y políticos hasta llegar a fungir como mediador ante el gobierno de la república.
La resistencia al cambio entre las tendencias progresistas vs. tendencias conservadoras se ha marcado por la inclusión de maestros innovadores, los nuevos conocimientos, ante el rechazo a disminuir las prácticas de antaño que carecen de innovación y a su vez reprimen el progreso de una evolucionada tendencia progresista, tanto en las áreas de la formación como en las técnicas de aprendizaje-enseñanza de los últimos tiempos.
En cuanto a la participación de otros países en materia educativa mexicana han marcado una fuerte influencia entre lo nacional vs. lo internacional, el Banco de Mundial toma parte en este proceso al respaldar las reformas mexicanas en cuanto a educación se refiere y continuarán existiendo y definiendo la complexión del sistema educativo, mediante sus resoluciones.

DE LOS APORTES EXTRANJEROS EN MATERIA EDUCATIVA
La educación en México se ha visto favorecida por los aportes de los pensamientos de otros pedagogos, sociólogos y filósofos, uno de ellos fue el francés Emilio Durkheim, quien creo la escuela de la sociología, y estableció las reglas del método sociológico, creando también la teoría del hecho social (Durkheim, 1986), esto va en contra del individualismo absoluto; aplicado en el nivel medio superior, implica que los estudiantes son entes sociales, capaces del trabajo colaborativo, aunque en diversos casos aún existe resistencia al cambio.
Por otro lado el filósofo y sociólogo (entre otras profesiones) Herbert Spencer, le dio continuidad al positivismo de Augusto Comte, asumiendo que el conocimiento solo se puede obtener a través de la experiencia, de lo ya hecho. De acuerdo a Holmes (1994), “La filosofía de Spencer es un reflejo de su individualismo y su optimismo. Los individuos libres de adaptarse a una sociedad cambiante hacen que el progreso sea inevitable” (p. 4). Esta idea se adapta fielmente al contexto educativo del nivel medio superior, pues los estudiantes se encuentran en una sociedad cambiante y por demás demandante, los cuales deben adaptarse para lograr el progreso.
El filósofo marxista Louis Althusser considerado un estructuralista, propuso una enseñanza mediante la reproducción de las fuerzas de trabajo con enseñanza de habilidades y de sometimiento ideológico (Althusser, 1988). Desde mi punto particular de vista esta metodología no es apropiada para las generaciones actuales, pues propia una constante hacia la desigualdad social, al estudiante de bajos recursos se le enseñaba acorde a su status social y no le permitía salir de ese estrato, a mi juicio, la educación debe ser un motor que permita generar nuevas oportunidades laborales más allá de las que ya nos esperaban desde que nacemos, como propuso Bill Gates si naces pobre no es tu culpa, pero si mueres pobre, esa si es tu culpa.
El filósofo Antonio Gramsci, otro teórico marxista, le da un giro a la escuela nueva/activa y propone la Escuela Única como una forma de nivelar las diferentes instrucciones y privilegios, refiere que el proceso educativo para alcanzar la igualdad social, debe ser gradual (Sáenz, 2008).
Los problemas del nivel medio superior, son diversos y variados, didácticos, pedagógicos, de políticas educativas, sociales, económicas, mucho hay por hacer, los retos ante la creciente población, el desempleo, la pobreza y demás problemas que aquejan a toda sociedad, son factores que limitan o impiden que los estudiantes alcancen el objetivo de concluir su formación académica, muchos de ellos truncaran y se insertarán inmediatamente al campo laboral, aceptando trabajos poco remunerados; por otra parte centros escolares con baja calidad en la enseñanza permiten el egreso de estudiantes poco calificados para acceder al nivel superior.



CONCLUSIÓN
La educación en México ha sido hasta hoy un motor del país hacia el desarrollo social, cultural, económico y productivo. Históricamente la educación ha sido considerada por diversos actores sociales (profesores, especialistas, estudiantes, autoridades educativas y organizaciones) como la punta de lanza del desarrollo del país. En cuanto a la perspectiva sistémica ha sido utilizada como un recurso metodológico para caracterizar al sector educativo como tal, y a la Secretaria de Educación Pública como su elemento regulador o normativo. La interpretación y sentido que se ha dado a la noción de sistema educativo nacional, se fundamenta en su concepción.
Falta mucho por poner en claro que entre el dicho y el hecho hay un gran abismo, las políticas educativas están ahí, sin embargo la realidad del Sistema Educativo Nacional, requiere más que simples y llanos acuerdos, proyectos educativos, fuerzas impulsoras o programas de apoyo.
Nuestro país requiere que la sociedad sea realmente incluyente en la toma de decisiones en cuanto a materia educativa se refiera, quien esto escribe, cree firmemente que de ser posibles todas estas acciones, entonces si tendremos el cambio que México necesita, y solo así tendremos educación de calidad.



REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS


Althusser, L. (1988). Ideología y aparatos ideológicos de estado: Freud y Lacan. Buenos Aires: Nueva Visión.
Durkheim, E. (1986). Las Reglas del Método Sociológico. (E. d. Champourcín, Trad.) México: FCE.
González Lira, A. (16 de mayo de 2014). Ensayo La filosofia griega y su aporte a la educación. Obtenido de https://es.scribd.com/document/252617426/Ensayo-La-Filosofia-Griega-y-Su-Aporte-a-La-Educacion
Holmes, B. (1994). Herbert Spencer. París: UNESCO.
Latapi Sarre, P. (1998). Un Siglo de Educación en México, I / coordinador Pablo Latapí Sarre. México: FCE, CONACULTA.
Ley General del Servicio Profesional Docente. (11 de Septiembre de 2013). México: Diario Oficial de la Federación.
Romero Ramírez, R. (11 de Noviembre de 2008). Sistema Educativo Nacional Mexicano. Obtenido de https://www.uv.mx/personal/raromero/files/2012/06/2-Sistema-Educativo-Art3.ppt
Sáenz, H. (2008). Gramsci: La Educación como Política. Veredas. Revista del Pensamiento Sociológico(Número Especial), 333-362.



viernes, 1 de septiembre de 2017

La Educación Mexicana en la Actualidad


Introducción
Desde hace décadas se puede afirmar que la educación es el principal factor generador de bienestar social, desarrollo e igualdad, por consecuencia uno de los valores más importantes de la humanidad. Sin embargo ¿Qué tan cierto es que la educación sea un factor decisivo para generar estos beneficios?
Hablar de la educación en México es un tema complejo, en él se ven involucrados  factores sociales, políticos, económicos e históricos, estos a su vez forman parte de los grupos sociales con necesidades propias y particulares, de aquí se desprenden diversas barreras que limitan o impiden que los objetivos educativos sean alcanzados.
Como en cualquier otro país, el Sistema Educativo Mexicano se encuentra conformado por Leyes, normas, instituciones, tecnologías, recursos didácticos y pedagógicos, todos ellos encaminados al quehacer educativo dirigido a la población mexicana, este no es un simple sistema estático, sino uno en constante transformación, atendiendo a las necesidades en un contexto político, social y económico.
Diversos organismos internacionales coadyuvan en los objetivos educativos en México, El Banco Internacional de Desarrollo, Banco Mundial, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura, algunos de estas promueven los apoyos necesarios en materia económica, otros en materia de asesoramiento, ofreciendo opiniones y recomendaciones. La puesta en marcha y duración de los proyectos educativos nacionales depende de la administración pública federal, estatal y a veces hasta municipal; algunas de las opiniones y recomendaciones de los organismos internacionales no son tomados en cuenta por nuestro país.



De la educación como generador de bienestar social
El Sistema Educativo Mexicano (SEM) provee a la ciudadanía de herramientas teóricas y prácticas para desempeñar un oficio, mismo que nos ha de generar una remuneración con la cual subsistir, tomando en cuenta la premisa que, a mayor estudio, mejores oportunidades de trabajo, tener estudios mínimos no provee de las mismas oportunidades que contar con una carrera universitaria, esta última nos habilita para mejores trabajos, mejores sueldos, traduciéndolos en comodidades para el bienestar. Se tiene que la formación profesional como lo define Ibarra (2005), “Es la propuesta de una formación integral que comprenda las capacidades y competencias para acceder al mundo del trabajo…” (p. 3). Por otra parte, la formación profesional en palabras de Germe (2002), “permiten acceder a los oficios existentes, la posesión de una formación tiene el valor de pasaporte de acceso al oficio” (p. 21), esta aseveración concuerda con Ibarra, siguiendo las menciones anteriores, se puede acordar que la formación profesional dota de capacidades y competencias a los estudiantes para acceder al oficio en el campo laboral, además confirman que estudiar es la llave para mejores oportunidades laborales y por consecuencia generar bienestar y mejorar la calidad de vida con comodidades, alimentación, vestimenta y vivienda.
Considero que las afirmaciones no son del todo cierto ya que tenemos la otra cara de la moneda, que nos remite  a pensar en si realmente existen estas oportunidades laborales, la situación laboral es vivida e interpretada de formas diversas, de acuerdo con circunstancias individuales puntuales y de la forma en que cada persona afronta el problema. En México este problema ha venido a significar uno de los principales retos para el crecimiento económico, al respecto Ruiz  y Ordaz (2010) mencionan:
La capacidad de la economía mexicana para generar empleos producti­vos, al menos al mismo ritmo que crece la población en edad laboral, es uno de los principales retos que ha enfrentado el país desde principios de los ochenta. Se puede afirmar, sin duda,  que se mantendrá como el princi­pal reto del futuro, si no se reactiva realmente el crecimiento económico y se emplea productivamente la creciente oferta de mano de obra. (p. 91)
En este sentido el desempleo se convierte es uno de los principales problemas de la economía mexicana, “…debido al incremento del desempleo y los bajos salarios que tiene el país estimulan a las personas a emigrar”  (Figueroa et al. 2012, p. 835).
Aunado a lo anterior, si en el extranjero también se da este fenómeno de desempleo en los mexicanos, las remesas disminuyen lo que conduce a que las familias en México perciban menos ingreso y se eleve la pobreza.  
Todo este contexto nos conduce a suponer que el SEM no cumple con las expectativas que la actualidad demanda, al egresar no brinca de manera inmediata al campo laboral por algunas de las razones ya expuestas, por otra parte “habrá egresados que requieran de una especialización o un posgrado para buscar el área específica de su profesión a la cual dedicarse” (Fuentes, 2010, p. 237). Nuevamente observamos que la formación profesional en este caso, inicial, no es suficiente, sino que se requiere cada vez de más y más nivel académico.
Se dice fácil, hay que estudiar para salir adelante, pero debemos tomar en cuenta el contexto social, político y económico, pues de ellos surgen limitantes que impiden que el SEM proporcione el servicio de calidad que la nación necesita, que la sociedad exige y que el sector laboral demanda.
De las barreras que limitan el Sistema Educativo Mexicano
Existen factores que limitan el desarrollo y evolución del SEM, entre los más comunes, los económicos pues como se mencionó anteriormente el desempleo es un generador de pobreza y nuestro país no está exento a esta problemática, al respecto,  UNICEF/UNESCO (2008), indican lo siguiente:

La pobreza es un factor esencial que impide o dificulta gravemente la matriculación, el cursar toda la enseñanza primaria y secundaria y el obtener buenos resultados escolares, y es habitual que los niños de minorías étnicas y comunidades indígenas no concluyan los estudios. (p. 17)
La falta de recursos económicos ha sido uno de los principales problemas que involucran entornos como la salud, la vivienda y en este caso, la educación. Si bien es cierto que “Toda la educación que el Estado imparta será gratuita” (Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Art. 3°, Fracc. IV) la realidad es que esto no se cumple cabalmente, pues existe un cobro por inscripción, cuotas de mantenimiento, para libros, para apoyos, entre otros gastos como útiles escolares, uniforme, todos estos gastos nos hacen pensar que la educación que imparte el Estado no es tan gratuita como se pretende. Rodríguez (2015) indica que:
Las primeras en sufrir las consecuencias de la falsa gratuidad de las escuelas son las madres viudas, divorciadas y solteras de escasos recursos (con ingresos menores de 6 mil pesos mensuales). (p.1)
Al parecer la problemática se extiende a que las escuelas de tiempo completo no lo son en realidad pues esto obliga a padres de familia a abandonar momentáneamente sus puestos de trabajo para recoger a sus hijos en las escuelas, derivando en problemas laborales que incluyen descuentos en sus nóminas e incluso despidos por no completar su jornada laboral. Aunado a esta barrera que limita la educación nos encontramos con modelos pedagógicos que si bien al inicio resultan innovadores, vanguardistas y que presumen ser la solución a los problemas educativos de rezago, deserción o calidad, no se ajustan a la realidad o no cumplen con el tiempo suficiente para que tengan éxito.
De acuerdo a la Embajada de Finlandia, Madrid (2017) “El nivel educativo en Finlandia es elevado. En comparaciones internacionales Finlandia se sitúa entre los primeros países a nivel mundial” (p.1). Tal vez algunos se preguntarán ¿Por qué no adoptar el modelo finlandés en nuestro país? Esto no funcionaría puesto que la inversión que se destina del PIB al sector educativo en ambos países es distinta, mientras que México destina el 5.2 % Finlandia aporta el 6.5 % (Embajada de Finlandia, Madrid, 2017; Expansión 2015).
Pequeña pero gran diferencia lo que representan esos puntos porcentuales en inversión destinada a la educación. Desde luego el Sistema Educativo Mexicano recibe apoyos económicos de organismos internacionales, así como también asesoramiento y opiniones en materia educativa, sin embargo por razones que a tienden a los contextos referidos no se aplican en nuestro país.
De las recomendaciones de la UNESCO para el Sistema Educativo Mexicano
El siglo XXI corresponde a una era en constante cambio, particularmente México en materia educativa ha evolucionado, tal vez no con la rapidez y eficacia que la sociedad contemporánea demanda, pero los esfuerzos por afrontar los retos actuales no dejan de rendir resultados positivos. Para encarar la problemática en el sector educativo, el país debe tomar en cuenta recomendaciones que organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO), dan a conocer mediante las conferencias regionales y mundiales
La misión de la UNESCO consiste en contribuir a la consolidación de la paz, la erradicación de la pobreza, el desarrollo sostenible y el diálogo intercultural mediante la educación, las ciencias, la cultura, la comunicación y la información. (UNESCO, 2009, p. 3)
            En cuanto a esta misión, la agencia a través de la Conferencia Regional de La Habana en 1996  reiteró que “La educación general, y la superior, son instrumentos esenciales para enfrentar exitosamente los desafíos del mundo moderno”   (UNESCO, citado por Tünnermann, 2010, p. 6). A este respecto la recomendación desde 1979 fue que los países inviertan en el sector educativo, al menos entre el 7 y el 8% del Producto Interno Bruto, sin embargo en México no se alcanza ese porcentaje.
De acuerdo a Expansión (2015) México invierte el 5.2 del PIB en educación. Esto indica que no se toma en cuenta la recomendación de la UNESCO en nuestro país. 
Respecto a la igualdad de acceso, los logros son calificados como parciales, dadas las bajas tasas de escolaridad que aún prevalecen en la educación superior, los esfuerzos son insuficientes en cuanto a la elevación de la matrícula de jóvenes de origen indígena mediante el apoyo de los sistemas de becas.

Por otra parte una recomendación más, ha sido sobre el financiamiento, dado que es deber ineludible del gobierno financiar la educación superior pública.
Se recomendó además que las instituciones de educación superior deberían adoptar estructuras organizativas y estrategias educativas que les confieran un alto grado de agilidad y flexibilidad. También, y no menos importante es lo referente a la revalorización de la pedagogía universitaria y la renovación de los procesos de enseñanza-aprendizaje.
Sin duda las recomendaciones de la UNESCO han estado puestas sobre la mesa, sin embargo, la antesala de sus aplicaciones se remiten al factor económico dado que México no toma en cuenta la recomendación de destinar el porcentaje sugerido del PIB al sector educativo, lo cual deriva en menores proyectos educativos, becas, cobertura, acceso y permanencia de los estudiantes de nivel superior.
La intención es positiva, sin embargo al no dar el salto necesario que exige un sector tan lastimado como lo es el educativo en materia económica y financiera, difícilmente se conseguirán los cambios necesarios para enfrentar los retos de la sociedad actual.
Conclusión
El SEM provee de educación al pueblo mexicano, permitiendo que los estudiantes se formen profesionalmente para obtener mejores oportunidades laborales, que a su vez se traducen en mejores salarios y por consecuencia una mejor calidad de vida, como se expuso, en la actualidad surge con frecuencia que no es suficiente terminar una carrera universitaria para competir en el mundo laboral, algunos deben estudiar una especialidad o un posgrado para aumentar sus posibilidades de ocupación; la pobreza en México juega un papel importante en los objetivos de cualquier Sistema Educativo, especialmente el de nuestro país que ha sido castigado y oprimido por factores de carácter político, social y económico, los modelos educativos se vuelven obsoletos según avanza nuestra sociedad y surgen nuevos programas, mismos que en su mayoría han de durar lo mismo que una administración pública federal, para en el mejor de los casos darle continuidad o dejarlos en el olvido como sucedió con programas como Enciclomedia, escuelas de tiempo completo, escuelas de calidad entre otras cuyo objetivo me atrevo a afirmar es solo una cara de la moneda que exhiben los políticos a manera de proselitismo.
¿Será que un día estas políticas nos favorezcan de manera permanente y se asegure la continuidad y actualización de los programas en pro de los estudiantes, o seguiremos siendo objeto de una propuesta para motivar el voto electoral?



Referencias


Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. (1917). Mexico: Diario Oficial de la Federación.
Embajada de Finalandia, Madrid. (24 de Abril de 2017). Educación en Finlandia. Obtenido de http://www.finlandia.es/public/default.aspx?nodeid=36870&contentlan=9&
Figueroa Hernández, E., Ramírez Abarca, O., González Elías, J. M., Pérez Soto, F., & Espinosa Torres, L. E. (2012 enero-junio). Análisis del Desempleo, la Migración y la Pobreza en México. Revista Mexicana de Agronegocios. Obtenido de http://www.redalyc.org/pdf/141/14123097006.pdf
Fuentes Navarro, M. T. (2010). La Orientación Profesional para Elegir Fundamentalmente una Ocupación: Propuesta Alternativa. Revista Mexicana de Psicología, 237-246. Obtenido de http://www.redalyc.org/pdf/2430/243016324012.pdf
Germe, J.-F. (2002). Orientación Profesional, Formación y Empleo. Revista Europea. Formación Profesional, 21-26. Obtenido de http://www.cedefop.europa.eu/files/26-ES.pdf
Ibarra Rosales, G. (2005). Ética y Formación Profesional Integral. Reencuentro, 2-14. Obtenido de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=34004303
Reuters. (24 de Noviembre de 2015). México, el más tacaño de la OCDE en materia educativa. Expansión, pág. 1.
Rodriguez, O. (17 de Septiembre de 2015). ¿La Educación pública es de veras gratuita? La Jornada, pág. 1.
Ruíz, P., & Ordaz, J. L. (2010). Evolución Reciente del Empleo y Desempleo en México. Economía UNAM, 91-105. Obtenido de http://www.economia.unam.mx/publicaciones/nueva/econunam/23/05napoles.pdf
Tünnerman, C. (2010). Las conferencias regionales y mundiales sobre educación superior de la UNESCO y su impacto en la educación superior de América. Perfiles Educativos, LX(87), 1-19. Obtenido de http://www.redalyc.org/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=37318570005
UNESCO. (2009). ¿Qué es la UNESCO? UNESCO, 1-28. Obtenido de http://unesdoc.unesco.org/images/0014/001473/147330s.pdf
UNICEF/UNESCO. (2008). Marco para hacer realidad el derecho de los niños a la educación y los derechos en la educación. Un enfoque de la educación basado en los derechos humanos, 17.


jueves, 20 de julio de 2017

¿Aún la extrañas?



-¿Aún la extrañas?.

-¿A quien?. ¿Al amor de mi vida?. No, ni un poquito.

-Que extraño eres. ¿Cómo puede ser el amor de tu vida alguien a quien ni si quiera extrañas?.

-¿Sabes que pasa cuando las frutas maduran, no?.

-¿Se separan del árbol?.

-Así es. Mi amor ahora es como una fruta madura. Y me he separado de mi árbol. Y madurar implica aprender a dejar ir, incluso cuando se trata del amor de tu vida. Por eso no la extraño. Al fin y al cabo, si la vida quiere, nos volverá a reunir. Y si nunca sucede, siempre recordare algo; Ella me hizo conocer el amor, y más que eso, me hizo madurarlo, aprender que amar, no significa poseer.

Fuente: Eduardo Horta G.

¿Doctorando o Doctorante?

Cuando una persona se encuentra dentro de un programa de Doctorado, surge una duda: ¿cómo llamarse a sí mismo? A ese nivel encontramos de...